Comida feliz, para antes de dormir

Yo amo comer y, normalmente, como mucho. Eso no quiere decir que mi relación con la comida haya sido (y aún a veces no lo es) del todo saludable. Tuve mis épocas de piña con atún y de pizza+helado+hamburguesa. También semanas de “cero carbs” pero en cambio, algunas otras de “full carbs”. He pasado por los batidos de proteína y los detox de jugos, caldo y verduras. Y hoy siento que, de a poco, he aprendido a comer mejor, mientras descubro en el camino que la comida no se trata sólo de contar calorías o macros para pesar lo que quieres en la báscula. Comer y cocinar se trata realmente de nutrir tu cuerpo, alma y espíritu.

Y de ese recorrido personal con la comida y de como ha terminado en un encuentro experimental con la cocina, se trata este post (y los que vienen). Les voy a compartir ideas y algunas recetas – que me he inventado o que he visto por ahí- con los alimentos que más me gustan, solo para invitarlos a probar y a disfrutar, a auto cuidarse y consentirse un poquito más con cada desayuno o con cada comida. A dedicar 20 minutos del día para preparar algo delicioso para nosotros o para nuestra familia, que nos conecte con lo que e cuerpo nos pide y con los que nos sienta bien en el estómago y el corazón. Entonces si más preámbulo con ustedes mi ensalada favorita.

Ensalada de Felicidad para antes de dormir

Para armar una ensalada personal necesitas:

  • Un puñado de kale o col rizada
  • Un puñado de espinaca
  • Tomates cherry – 5 o 6 unidades
  • Un cuarto de aguacate hass
  • Un pedazo de queso campesino
  • Palmitos – 4 o 5 pedazos
  • Un cuarto de tasa de zanahoria rayada
  • Un huevo tibio o duro, como prefieras.
  • Semillas de Girasol
  • Aceite de Oliva
  • Vinagre balsámico
  • Limón
  • Miel
  • Sal

Lavas con agua tibia la espinaca y el kale y luego lo picas en tiritas finas. Cortas los tomates cherry por la mitad y rayas la zanahoria. Vas poniendo todo en un tazón. Pones a hervir agua para el huevo. Si lo quieres tibio, cocínalo entre 7-10 minutos. Si lo quieres duro lo déjalo hasta 15 minutos. Una vez cocinado, lo pelas, cortas y agregas al tazón. Asas el pedazo de queso a fuego lento y cuando este dorado, lo retiras y cortas en trozos. Finalmente, agregas el aguacate en trocitos. Para la vinagreta simplemente mezclas una cucharada de aceite, un limón, un chorro de vinagre balsámico, las semillas de girasol y la cucharada de miel. Agregas al tazón con todos los ingredientes, revuelves y a disfrutar!!

Mi ensaladita feliz de hoy!! Compárteme la tuya en los comentarios o en la cuenta de Instagran @zavilaparaelalma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s